Los tratornos temporomandibulares son desordenes de los músculos mandibulares, las articulaciones temporomandibulares y/o los nervios asociados con el dolor facial crónico.

La tensión, el estrés y las alteraciones de posición de los dientes suelen provocar este tipo de patología.
En estas situaciones, el paciente puede apretar y/o rechinar los dientes durante el sueño provocando además desgastes dentarios y pérdida del soporte óseo de los mismos. A ésto le llamamos Bruxismo y es una patología cada vez mas frecuente en nuestro medio, debido al estresante estilo de vida que padecemos.

relajacion1relajacion2

También la forma en que contactan los dientes entre sí, puede determinar la aparición de molestias
articulares, sobre todo al abrir y cerrar la boca, ya sea porque se sobrecarga más un lado que otro, o porque se provoca una posición retraída de la mandíbula, reduciendo el espacio para la articulación.

La base del tratamiento pasa por restablecer el equilibrio entre los músculos, dientes, y las articulaciones, mediante técnicas ortopédicas, Ortodoncias o Prótesis, o bien mediante la utilización de Férulas de Descarga de diferentes tipos. Estas son posicionadores que se interponen entre los dientes (generalmente por las noches) y son capaces de redirigir, disminuir y redistribuir las fuerzas de la masticación protegiendo así las articulaciones temporomandibulares.